monterey

Todo comenzó en 1967. No existía Internet, ni Woodstock ni un hombre pisando la Luna. El rock había dado sus primeros pasos con firmeza, y dominaba el negocio musical en casi todos sus aspectos. Pero no tenía en sus bolsillos la concurrencia masiva de espectadores a eventos que trascendieran la música en sí misma. El “Monterey International Pop Festival” fue el inicio de la respuesta.

Una cita nocturna se llevó a cabo ese año en la casa de Cass Elliot, la cantante de “The Mamas & The Papas”. Junto a ella, sus compañeros de banda John y Michelle Phillips, el productor Lou Adler y un tal Paul Mc Cartney. La discusión de sobremesa llevó a los participantes a debatir la manera de sacar al incipiente Rock ‘n Roll de la categoría de moda o tendencia, para llevarlo al Olimpo del arte al que había logrado acceder el jazz. Hacerlo trascender.

En esa charla, Lou Adler recordó una propuesta que Alan Pariser le había hecho a “The Mamas & The Papas” para encabezar un festival de rock y blues en el recinto ferial de Monterey, California, emulando el “Monterey Jazz Festival” de 1966 que Alan había manejado con gran éxito. Así fue que esa misma noche los presentes decidieron organizar el “Monterey International Pop Festival”, pero con fines benéficos, realzando el pensamiento altruista que sacaría al rock de las mieles del consumo.

El paso siguiente fue armar un equipo de trabajo. Se formó un consejo de administración que incluía a Mick Jagger, Paul McCartney, Alan Pariser, Johnny Rivers, John Phillips Lou Adler entre otros. Si bien los referentes de The Beatles y The Rolling Stones estaban en la junta, ninguna de las bandas participó del evento benéfico, que dejó de serlo a medida que se acercó la fecha de presentación.

Mc Cartney se puso en contacto con Hendrix y “The Who”, y ambos aceptaron tras la insistencia del Beatle. Cuenta la leyenda que ninguno quería salir a escena después del otro, por temor a ser opacados, y que fue una moneda la que decidió que The Who fuera primero, dando un show demoledor.

Pero Jimi logró superarlos en violencia con una creatividad “luminosa”.

El Ravi Shankar se sumó también a la experiencia, previo cobro de 3 mil dólares por su estadía. Las bandas de Los Angeles se sumaron casi inmediatamente, y “The Mamas & The Papas” movieron algunos hilos para terminar de conformar el lineup definitivo.

Entre el 16 y el 18 de junio de 1967 transcurrió el festival, que fue grabado por el cineasta Donn Alan “D.A.” Pennebaker, a cambio de 5 mil dólares para filmar la película “Monterey Pop”, por lo que el negocio diría presente una vez más. Y si bien el condado de Monterey recibió una parte de las ganancias del evento como beneficencia, quedó configurado el caracter comercial que tendrían estos tipos de eventos en el futuro. E incluso este festival, que al día de hoy se comercializa en la página http://montereyinternationalpopfestival.com/shop

monterey

Lollapalooza

Fue ideado por Perry Farrell, cantante de “Jane’s Adiction” en 1991 como una gira de la banda por distintas ciudades de Estados Unidos y Canadá, acompañados por diferentes músicos en cada lugar. El precio accesible de la entrada, más la posibilidad de ver artistas locales y nacionales en un mismo evento, permitió un rápido crecimiento del show a lo largo del tiempo.

La primera gira incluyó un circo real y un zoológico itinerante en el cual los fans también podían divertirse. Al calor de la ola grunge de principios de los ’90, se subieron bandas como Soundgarden, Lush y Pearl Jam. La expansión de géneros alcanzó al pop y al hip hop en 1992 y al indie y metal hacia 1997.

Además se ampliaron las “experiencias” del evento: Desde piercing y joyería hasta locales gastronómicos exóticos, pasando por los célebres “freak shows” que alucinaban a la concurrencia.

monterey

El festival estuvo signado también por un fuerte mensaje político durante la primera etapa, que incluyó una performance de “Rage Against The Machine” desnudos durante 14 minutos, en protesta contra la censura en 1993, y mensajes contra el excesivo precio de las remeras que se vendían en los stands.

Dado de baja en 1997, fue repuesto en 2003 tras la adquisición de la marca por parte de la empresa Capital Sports & Entertainment, aunque con Farrell al frente de las decisiones. En esta segunda versión se diversificaron las actividades laterales del festival. Se incluyó campeonatos de videojuegos, stands de electrónica, arte y comidas exóticas y mensajes de apoyo a causas sociales y locales, además de explicar las energías alternativas.

Desde 2011 el festival trascendió las fronteras norteamericanas, instalándose en Santiago de Chile primero y en Buenos Aires después. La próxima cita local será el 18 y 19 de Marzo en el hipódromo de San Isidro.

Informes, Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *