Fue fundada en 1924 en una zona pantanosa de Los Angeles. Concebida inicialmente para ser un centro de enseñanza de Agricultura e Ingeniería, pasaron por sus aulas músicos de altísimo calibre. Y fue el primer hogar de dos superbandas.Fairfax

La Fairfax High School podría pasar desapercibida en la variada oferta académica americana. No tiene los pergaminos de Harvard, Yale o el MIT ni produce dudosos informes sobre las ventajas del agua en la navegación. Sin embargo puede vanagloriarse del derrotero que han tomado muchos de sus egresados, en particular los que han decidido dedicarse al mundo de la música.

Desde sus primeros días, en los que la enseñanza se limitaba a la agricultura, promovieron el espíritu práctico entre sus alumnos. Su slogan “FARE FAC”, instituido en 1930, equivale a “Say and Do” (decir y hacer).

Emplazada en el 7850 de la Avenida Melrose de Los Ángeles, tuvo entre sus alumnos destacados a los actores Mickey Rooney y Demi Moore. También Phil Spector, productor musical inventor de la pared de sonido, un descubrimiento que lo llevó a hacerse cargo de las grabaciones del “Let it Be” de los “Beatles”. E incluso Jermaine Jackson and Marlon Jackson, dos de los cinco “Jackson five”.

En guitarras y percusiones hicieron aportes invaluables. Fue la escuela en la que Saul Hudson, “Slash”, hizo sus primeras armas musicales, conoció a Steven Adler y forjaron las bases de “Guns N’ Roses”.

Ver además: “Road Crew, la banda que inició el camino”

Muchos de sus egresados se destacaron con las cuerdas. Lenny Kravitz, otro embajador de la guitarra con un talento que excede el mero personaje marketinero, transitó por los pasillos de Fairfax. Y siguen los ejemplos. Dave Navarro (de “Jane’s Addiction”) fue influencia de muchas bandas de rock alternativo. Alain Johannes, (“Queens of the Stone Age”) y Dave Kushner (ex Velvet Revolver) aportaron en similar sentido. Michael Burkett, más conocido como “Fat Mike de NOFX”, resulta una síntesis de aportes superadores e ícono cultural del punk.

Queremos a los Chili Peppers

PFairfaxero sin dudas el mejor ejemplo de egresados exitosos de esta casa de estudio se dio en 1983. Ese año un grupo de estudiantes se juntaron a tocar bajo el nombre de “Tony Flow and the Miraculously Majestic Masters of Mayhem at The Rhythm Lounge”. Ellos eran  Anthony Kiedis en la voz, Hillel Slovak en guitarra, Jack Irons en la batería y el bajista Michael Peter Balzary, mejor conocido como “Flea”. Luego de su primera presentación cambiarían su nombre a “Red Hot Chili Peppers”.

Si bien ganaron popularidad por sus performances sin más vestimenta que una media en los genitales (el famoso método “sock on cock”), en sus primeros días de gira por cabarets de Los Ángeles, los Chili Peppers son considerados pioneros en la fusión del funk y el punk.

Música para todos

No es casual que salgan grandes músicos desde Fairfax y otros establecimientos de Estados Unidos. La música funcionó como una amalgama cultural en el territorio americano, excediendo el mero chiché del “lenguaje universal”.  No solo por las oleadas migratorias que trajeron sangre de otras latitudes, mezclando pieles rojas con sajones, mulatos y latinos. Sino además por un proceso continuo de ayuda a la comunidad educativa para promover la integridad individual y el pluralismo cultural en la sociedad. El grunge, el jazz y el blues surgen de las entrañas de un nicho poblacional subyugado, que encontró en sus propios himnos la manera de evangelizar su mensaje.

A través de la historia de la educación musical en norteamérica se observa el reconocimiento de las artes para reforzar la comprensión multicultural. Ya en 1924 existían documentos sobre ponencias en música folklórica filipina. En la década del ’40 se acentuaron las investigaciones y a partir de 1972 se establecieron normas para promover la música en el sistema educativo. Los resultados están a la vista.

En una entrega anterior les habíamos comentado sobre los adolescentes rockeros de Unlockin the Truth. Como puede apreciarse, no es un caso aislado. Así la descosen unos purretes de nueve y diez años tocando Crazy Train en un festival para niños:

Informes, Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *