La adaptación cinematográfica de la novela de Timur Vermes, dirigida por David Wnendt, posa sus aspectos cómicos en la relación de Hitler con el mundo del Siglo XXI, ofreciendo un gracioso juego de conciencia. Forma parte de la cartelera de la plataforma audiovisual Netflix.

Ha vuelto

Por Juan Manuel Lazzarino (@elvascoJuan)

I

“Se lo ve en una pose muy poco conocida, no como estadista, sino muy afable”, comentó Sylvia Krauss, historiadora y supervisora de la mansión del compositor Richard Wagner, sobre las cintas halladas recientemente en la casa del ex director del festival de música clásica de Bayreuth donde Adolff Hitler aparece, en dos tomas de 4 y 10 minutos, rodeado de amigos, vestido de civil y en un clima muy relajado en la mansión de la familiar, conocida como Villa Wahnfried.

Las escenas corresponden al verano de 1936 y fueron tomadas Wolfgang Wagner, nieto del compositor. Las mismas no serán expuestas ya que aparece Verena Lafferentz, hermana menor de Wagner, que aún vive y cuya privacidad debe ser protegida. “Uno ve las escenas con cierta angustia”, aseguró Krauss.

Ha vuelto

II

Al promediar Ha vuelto (Er ist wieder da, 2015) la adaptación cinematográfica de la novela de Timur Vermes, dirigida por David Wnendt, uno comienza a creer que el título bien podría haber sido “Siempre estuvo aquí”. El film ubica al Führer, luego de una especie de teletransportación, en la actualidad. Sin recursos, solo y ante la mirada extraña de su entorno, Hitler decodifica la situación de la actual Alemania desde su lógica.

La película muestra dos tiempos bien marcados: el primero, con el Führer tratando de sobrevivir, hacer nuevos amigos y rodeado de la incredulidad del entorno, que se acerca a él en plan de “consumo irónico” para sacarse selfies. En un segundo momento, cuando Hitler se cruza con un productor de tv desempleado y desesperado, hace una aparición televisiva, comienza una gira por las distintas ciudades de Alemania y se transforma en una celebridad.

En todos los casos, el protagonista mantiene el mismo discurso y, al interactuar con quienes se acercaban, los alemanes mostraban preocupaciones similares a las de 1933, incluso apoyan sus soluciones. De todos los personajes que interactúan con él, sólo la gerente de contenidos del canal se manifiesta enfática sobre no tocar “el tema de los judios”.

Ha vuelto

III

En 2008 comenzó una crisis que tuvo efecto dominó en distintos países de Europa y América. La clase obrera sintió inmediatamente el golpe y los agoreros de las tragedias y los dueños del recetario de las causas urgentes comenzaron a pavonearse en los distintos programas de tv, sino importar horarios, ideología o país. Así surgió Donald Trump, el exitoso empresario ícono del selfmade norteamericano.

Ha vueltoGracias a generosas exenciones de impuestos que los distintos gobernadores de New York le otorgaron, comenzó una carrera como desarrollador inmobiliario hasta convertirse en multimillonario. Acaban de nominarlo como candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos por su popularidad.

En sus discursos y en las réplicas positivas de las redes sociales, quien se proclama capaz de “hacer a Estados Unidos grande otra vez” (“Make america great again” es su slogan de campaña) repite una y otra vez las más diversas y salvajes diatribas a inmigrantes, promoviendo su expulsión. “Dice que lo que otros callan”, dicen, sobre todo, en el Sur.

A la par que “vomita“ sus pensamientos, crece su popularidad y de los 28 puntos que le sacaba de ventaja la candidata demócrata, Hilary Clinton, ya descontó 24. Es verborrágico, machista y grita para intentar trasladar su fervor. Quienes lo conocen en la intimidad de las selectas noches neoyorquinas, lo retratan como un tipo amable y simpático. Muchos analistas no pueden creer que diga las cosas que dice; cosas que tal vez sólo diría…

Ha vuelto

IV

La película es un gracioso juego de conciencia, ya que posa sus aspectos cómicos en la relación de Hitler con el mundo del Siglo XXI, que le es constantemente ajeno, desde la tecnología hasta ver a homosexuales y negros caminando por el centro de Berlín. Tiene un final acorde a lo que la película insinúa pero no muestra y abre el juego, del otro lado de la pantalla, a la reflexión.

Sin embargo, opera de dos maneras distintas: para los alemanes, es un método de expiar todo en el Führer, como si su ascenso hubiera sido parte de una aparición; tal y como si de la crisis del 29 hasta 1936 nada hubiera ocurrido y el fundador del nacional socialismo sólo hubiera sido teletransportado hasta el pináculo del poder. Pero en clave de comedia. Para el resto del mundo es una comedia y una reflexión al pasar, más allá de dos horas de diversión garantizadas.

Ficha técnica

Ha vueltoTítulo original: Er ist wieder da (Look Who’s Back).
Año: 2015.
Duración: 116 min.
País: Alemania.
Director: David Wnendt.
Guión: David Wnendt (Novela: Timur Vermes).
Música: Enis Rotthoff.
Fotografía: Hanno Lentz.
Reparto: Oliver Masucci, Fabian Busch, Christoph Maria Herbst, Katja Riemann, Franziska Wulf, Lars Rudolph, Michael Kessler.
Productora: Mythos Film / Claussen Wöbke Putz Filmproduktion / Constantin Film Produktion.
Género: Comedia | Sátira. Nazismo. Falso documental.
Sinopsis: En el año 2014, Adolf Hitler se despierta en Berlín, sin memoria de nada sucedido tras el año 1945. Sin casa y sin recursos, Hitler comienza a reinterpretar la Alemania que ve en pleno siglo XXI desde su perspectiva nazi… Adaptación de la novela de Timur Vermes, que plantea la hipótesis, en formato de falso documental -similar a Borat-, de qué ocurriría si Hitler hubiera sobrevivido.

Ha vuelto forma parte de la cartelera de la plataforma audiovisual Netflix.

Cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *