Broche de oro para Rock en Baradero 2018

Con una calor que rajaba la tierra, el Festival de tus vacaciones tuvo su última jornada con una impresionante y descomunal performance de todas las bandas que se subieron a los escenarios Spotify e Isenbeck  Rock And Chop. Personas de diferentes edades, grandes y chicos, vivieron un domingo inolvidable.

A pesar de la extenuante jornada de calor, Rock en Baradero 2018 cerró su tercera y última jornada con un line-up que mantuvo su calidad y diversidad musical, un sello ya característico de este festival.

Gaspar Benegas, uno de los guitarristas del Indio Solari, se subió al escenario en plena tarde junto a su banda La Mono, para interpretar las canciones de su disco debut llamado Experimento. Tras bajarse del mismo, el extraordinario violero dialogó con MOSH RADIO y comentó que “me parece una oportunidad, estoy presentando una banda nueva, que se quiere hacer valer por su nombre y por su música. Queremos mostrarnos y tocar lo máximo posible”.

Asimismo, destacó el condimento especial que le trae “la oportunidad de tocar con bandas de renombre y que nos va gente que no nos conocen” al tiempo que destacó “es un placer para mí, compartir el detrás del telón y encontrarme con amigos”.

Jeites sin dudas tuvo una gran repercusión, no le importó la inmensidad del sol y le hizo frente con sus canciones. En diálogo con este medio, los chicos recalcaron que con su intervención en Rock en Baradero 2018 “estamos como cerrando el año, el 2017, fue la última fecha del año. Nunca paró, estuvimos tocando el 30 de diciembre, el 7 de enero”.

“Uno trata de llegar a más gente, estas oportunidades como las que nos ofrece este festival, el cual estamos tocando por primera vez, están buenas ya que hay gente viajando que pasa por acá, viene un festival que dura tres días”, agregaron los chicos sobre la vidriera que ofrece este tipo de eventos.

Además,  recalcaron que van a retomar la actividad en marzo con todo. “Está bueno parar y estar preparado para el que viene. Queremos seguir evolucionando y estamos pensando en lo que será el disco que viene, eso que el año pasado ya presentamos uno”.

Posteriormente, Mar del Plata, ciudad de donde también son los chicos de Jeites, también estuvo representada por Los Tipitos. Acá, me atrevo a romper las reglas del impersonalismo en la escritura de la crónica y debo confesar que me volví realmente loco, es una de las primeras bandas de rock de la cual me compré un disco. Silencio, Campanas en la noche, Qué importa y una linda versión de Mujer Amante de Rata Blanca, fueron algunos de los temas interpretados.

MOSH RADIO habló con Federico Bugallo. “Siempre es un honor y placer porque nos encontramos con muchos amigos músicos. Los que formamos parte de la fauna del rock nos cruzamos acá. También, está buenísimo encontrarnos con mucha gente que por ahí escuchan reggae, por ejemplo, y no nos conoce. Acá es como si el rock viviera una unificación y eso se da a partir de la mente de la gente que lo escucha”, comentó sobre la vivencia que le produce participar del encuentro.

Con respecto a lo que está por venir en Los Tipitos, habló sobre el nuevo trabajo llamado Rock Nacional: “Es un disco muy lindo que nos llevó 12 años en producir, además, laburamos con grandes productores. Su presentación será el 12 de mayo en el Teatro Ópera con la presencia de muchos autores de las canciones”.

Luego tomaron la batuta los chicos de Pampa Yakuza en el escenario Spotify, donde brindaron todo sus éxitos dándole una atmósfera bailable al predio, también, interpretaron temas nuevos como Estaré. En este sentido, Hernán Saravia consideró que participar de Rock en Baradero es “super importante, nos sirve para instalar a la banda y creemos que un festival es un tipo de comuniones, de aunar diferentes estilos en un mismo lugar”.

Minutos más tarde, llegó el momento de Piti Fernández con su proyecto solista inspirado en su núcleo familiar y en la música que lo acompañó desde cuando era un niño. Simple, con tonos de folk, y su voz con arena, el también cantante de Las Pastillas del Abuelo interpretó, entre otros temas Conmigo mismo, Esperándote y la joyita del Flaco Spinetta, Todas las hojas son del viento.

Además, contó con la participación de tres invitados: Pablo Mantiñan de Coverheads, Hernán Sileoni de Enviados de Thot y el Mono Fabio de Kapanga, con quien cantó Contame.

Tras concluir su show, y antes de subirse al escenario para cantar con El Bordo, Piti Fernández se mostró “contento” por haber  estado incluido en la grilla de REB2018 y opinó que es “un desafío presentarse en este tipo de encuentros. El mambo que nos dejó de venir de Tipitos, una banda cancionera, después nosotros también haciendo canciones y tirándolas al folk y luego estuvo Zona Ganjah. Esa diversidad está buenísima”, sostuvo.

En tanto, habló sobre el repaso que hizo de clásicos del rock nacional al subrayar que “el Flaco Spinetta me inspiró mucho, bueno, la idea es reversionar canciones que tienen un tempo bajo y llevarlas a un tempo alto para que sean jocosas para que todos puedan mover la cabeza y la patita. Por eso entró Tanguito, entró Manal y por supuesto el Flaco”.

Más música, más pasión

El cronograma de Rock en Baradero subió el sonido a medida que la noche ganaba el cielo. Sueño de Pescado hizo vibrar a toda la gente que dijo presente para alentarlos, la verdad es que hubo un gran número de personas con remeras de la banda que poguearon y saltaron al ritmo de las canciones de Manu y sus amigos.

No importó los problemas en el retorno que el cantante tuvo dado que se sacó los auriculares e interpretó dos temas sin ellos. Eso sí que es entrega por el rock and roll.

Humildad, under y fiebre es la que tuvo la banda oriunda de Mataderos, Nagual, quien comenzó el 2018 con todo y con ganas de superar lo que fue el año pasado, en el cual llenaron un Estadio Obras. Voces increíbles, sonidos estridentes y ese barrio que se lleva en la sangre, colmaron de satisfacción a sus fans y a las personas que los escuchaban por primera vez.

Amablemente, los artistas que forman parte de este grupo se sentaron en el sillón y charlaron con nosotros. En relación a la significación que les transmitió cantar en Baradero, mencionaron que “somos una banda muy festivalera, hemos tocado antes en Cosquín.. Está buenísimo tener un lugar así para un grupo independiente como nosotros, donde mostramos lo que hacemos a la gente que les gustá mucho el rock. Es una fiesta estar acá”.

La banda que le siguió fue nada más ni nada menos que El Bordo. Sin respiro, con ese rock bien rápido y con sus letras que alimentan los espíritus caídos, sus integrantes dejaron la vara realmente alta al desplegar un concierto con temas clásicos y los nuevos de su último trabajo, El Refugio.

Por suerte, no faltó la clásica costumbre de Ale Kurz de tirarse al público. Por supuesto, los fans lo agarraron con una sonrisa.

De La Gran Piñata brilló sobre el escenario Spotify. Fue sublime, radiante, espectacular, prolijo lo que hicieron Panter, Lucas, Nico y Ale, además, resultó ser algo destacable ya que tuvo la oportunidad de ser la banda que tocó antes de la última que fue Guasones, lo que demuestra un impresionante crecimiento por parte de los chicos.

“Pensamos que tenía que cerrar Nagual”, dijo Panter con la humildad que lo caracteriza y agregó: “Por más de esas bandas, loco” debido a que los muchachos de Mataderos dijeron que no al cierre. Además no faltó oportunidad para anunciar el doblete de Auditorios: 21 de abril en Auditorio Sur y 19 de mayo en Auditorio Oeste.

El show duró unos 40 minutos y el papel protagónico se lo llevó El Equilibrio Entre Los Opuestos, su último disco de estudio. Los asuntos del miedo y De bar en peor fueron los más aplaudidos por el público piñatero, y ni hablar cuando se anunció la salida de Canciones Para Los Impacientes II; un EP adelanto de lo que se viene.

Finalmente, Guasones, la impresionante banda de Facundo Soto dejó una alegría que durará 100 años más. Como lobos de medianoche, se mostraron firmes, contentos, sonrientes y concentrados para tocar temas como Pobre Tipo y Leila. “Muchas gracias Baradero, siempre es un placer venir acá”, comentó al principio su cantante.

Sin dudas, Rock en Baradero 2018 fue una locura, una historia que tuvo un inicio, desarrollo y final feliz. Emocionó y divirtió, fue todo lo que está bien. Un gran logro para este joven medio.

PARA VER LOS ÁLBUMES COMPLETOS INGRESÁ ACÁ: REB DÍA 1 | REB DÍA 2 | REB DÍA 3

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios