Sofía Viola, La Rumbadera y una doble presentación discográfica

La cantautora local mostró su nuevo álbum, La Huella en el Cemento, e hizo un recorrido por su historia musical, que la llevó desde las calles de Remedios de Escalada a transitar los escenarios de Chile, México y Paraguay. En tanto, la banda ofreció en escena su segundo trabajo de estudio: El Dragón.

Amamos nuestro barrio y las expresiones que de él se desprenden. Desde un comienzo sonaban en nuestras mentes canciones que sabíamos que en algún momento llegarían a interpretarse, sentirse y bailarse en nuestro escenario.

El viernes pasado cumplimos el sueño de tener en nuestra casa a una de las voces femeninas más representativas de Remedios de Escalada. Sofía Viola, acompañada por el Combo Ají, llenó de melodías, paisajes y sensaciones el galpón.

Mientras presentaba su nuevo disco, La Huella en el Cemento, la cantautora hizo un recorrido por su historia musical, que la llevó desde este punto del conurbano a transitar los escenarios en distintas partes de Chile, México y Paraguay.

“Abrazame fuerte corazón, quiero respirarte”, cantaba y resumía las sensaciones que impulsan esta y cada noche en El Barrio Cultural. Las ganas de compartir los sentimientos arriba y abajo del escenario, de hacernos unx en las miradas y “respirar el alba” para conectarnos en abrazos y melodías.

Anunciábamos que esa era una noche “Del Barrio para El Barrio” y luego de que Sofía Viola y el Combo Ají dejaran el escenario repleto de energías de mil colores, La Rumbadera lo llenó de matices, risas, bailes y novedades.

La banda presentó su segundo trabajo de estudio El Dragón, donde la multiplicidad de ritmos y la calidad de sonidos alcanzados dan cuenta del gran crecimiento de un grupo que ya sentimos hermanado en la cotidianeidad de El Barrio.

La Rumbadera nos regaló un espectáculo dinámico, donde los roles cambiaban, y cada integrante pudo desplegar su profesionalismo en distintas áreas dentro del escenario. Lo que realzan son las posibilidades de generar sonidos desde la construcción grupal, única en su estilo y tan atrayente para el público que llenó las galerías, se amontonó en los rincones, y hasta improvisó gradas con los escalones.

Fue una noche que quedará en nuestra memoria porque así deseamos encarar cada show, encuentro o evento: Rodeadxs de amigxs, con excelencia musical y variedad de climas para que cada canción genere un hermoso recuerdo.

El Barrio Cultural